MÁS MEDIOS, MÁS JUSTICIA

MÁS MEDIOS, MÁS JUSTICIA

Los jueces, que ya no son esos señores serios y distantes con los que daba cosa coincidir en el ascensor, han pedido un gran pacto por la Justicia y se han puesto de acuerdo (lo que de por sí ya es toda una noticia) para aprobar cincuenta y siete propuestas contra la corrupción. Ese gran pacto que reclaman los jueces para la Justicia, con sus medidas colocadas encima de la mesa junto a las de los grandes empresarios reclamando un gran pacto para la economía, los profesores para la escuela, los sanitarios para la sanidad, los empleadores para el empleo, y en ese plan, nos muestra que la sociedad civil de hoy empieza a ser algo más activa. Está bien que así sea en un país donde nunca se ha dejado espacio a lo civil y todo viene impregnado por la política. En España, te dediques a lo que te dediques, para empezar o acabar cualquier trayectoria siempre hay que pedir permiso a alguien que habita en las cumbres de lo político y lleva un sello de caucho en el que está escrito “nihil obstat” del revés. Eso, en Europa, no es normal.

Es sano que los profesionales empiecen a tomar conciencia de que los problemas de su negociado forman parte de los problemas del país, y que la sociedad civil se mueva, aún tímidamente, para lo cual es imprescindible la despolitización de algunas cosas. Lo bueno de la moción de los jueces decanos en Valencia, su gran valor más allá del análisis concreto, es que son las medidas que proponen desde su percepción en un juzgado, desde su experiencia profesional, entre los sudores de tener que instruir una causa como PLAZA, por ejemplo, sin apenas medios ni recursos. De entre las propuestas de los decanos hay algunas ampliamente debatidas y suplicadas desde hace años, aunque las boutiques de la información las pongan ahora en los escaparates porque el tema está de moda y Bárcenas y la Pantoja en la cárcel. Pujol no. Es bueno que los jueces se abran a la sociedad para proponer cosas sobretodo cuando se ve que están tan desprovistas de intención política que no se percibe, al menos desde fuera, que hayan metido cuchara ni siquiera las asociaciones de jueces, algunas más independientes que otras. Lo importante para articular una sociedad civil fuerte es que sea puramente civil, que no obedezca a simpatías ni estrategias políticas, que no se configure como medio para alcanzar un fin, un puesto, un cargo al calorcito de la política. Han llegado los jueces, que a muchos ciudadanos les parecían los menos civiles de entre los civiles, a dar un toque necesario.

Nunca el ejecutivo y el legislativo han tenido tan fácil promulgar leyes eficaces contra la corrupción, bastaría que hicieran caso al poder judicial. Copiar, pegar. Veremos. La política busca lo inmediato, un remozado y tres brochazos: acortar las instrucciones judiciales imponiendo un plazo corto en una Ley porque el papel lo aguanta todo. Acortar los plazos legales sin más, por que sí, sin más jueces, más fiscales y más juzgados no es matar al perro para acabar con la rabia pero tampoco es llevarlo al veterinario. Los jueces decanos saben que con sus medios y recursos actuales, sin una reforma de sus estructuras y cometidos, una nueva ley puede imponer plazos más cortos o decretar una investigación para determinar si hubo negligencia médica en la muerte de Manolete, pero se incumplirán los plazos y no habrá profundidad en la instrucción, con lo que seguiremos sin saber si la desgracia vino de los cuernos de Islero o de la transfusión. La judicatura busca nuevas estructuras, fortalecer los pilares con más medios y que acortar los plazos sea una consecuencia, el fruto de poder hacer su trabajo mejor, y no un fin en sí mismo, que es lo que se propone desde la política. En España, con menos jueces y con más causas por habitante que en ningún otro lugar de Europa, la administración de justicia siempre ha sido la hermana pobre de la administración, como siempre me recuerda mi padre, juez de los que da gusto encontrarse en el ascensor.

Víctor M. Serrano Entío. Abogado.

Víctor M. Serrano Entío
Sobre Víctor M. Serrano Entío (190 Articles)
Abogado y Blogger desde enero de 2012.

Deja un comentario.