LIBERTAD Y SEGURIDAD

LIBERTAD Y SEGURIDAD

Los grandes retos del invierno nos traen un debate muy francés acerca de si la seguridad afecta a la libertad. La izquierda defiende que más seguridad es menos libertad, que la seguridad colectiva ataca a la libertad individual y esto es una paradoja que venga desde la izquierda –es curioso, camaradas- porque eso, que una cosa sea la seguridad colectiva y otra la libertad es radicalmente cierto en Cuba y en Corea del Norte. En las democracias, no. La derecha, por el contrario, siempre miedosa ella, pondría a un policía en cada esquina si Montoro y los presupuestos generales del Estado dieran de sí, que no dan. A la realpolitik patria, o sea, al PP y al PSOE, se le ha ocurrido hacer de esto un gran pacto de Estado, el pacto de los calcetines de cuello alto, para conjugar libertad con mayor seguridad sin que nos tengamos que despelotar en el aeropuerto más de lo necesario.

En España llevamos fenomenal los debates franceses, mucho mejor que los franceses, pero somos mucho más descuidados para el gran debate español. En esto son mejor los franceses. Tal vez por eso ni a la izquierda ni a la derecha españolas se les ha ocurrido ponerse como ejemplo en Europa. Es como si en este país no hubiera habido una batalla a sangre y fuego contra el terror, como si la democracia española no se hubiera fortalecido tras una ejemplar batalla de la libertad y la seguridad contra el terrorismo. Tal vez Uds. sí recuerden que hay un lugar llamado Euskadi donde la libertad se ha conquistado con la sangre de las víctimas, el sudor de los cuerpos y fuerzas de la Seguridad y todas nuestras lágrimas. La lucha contra ETA es un ejemplo exportable de libertad conquistada y mantenida con escrupulosa y necesaria seguridad. Pongan la frase anterior cambiando libertad por seguridad y seguridad por libertad y también tiene sentido. Seguridad al servicio de la libertad. No se si la pesada pre-programación ideológica de algunos, tan densa como fetichista, les deja sitio en el disco duro (durísimo) para comprender que cuando los terroristas pretenden acabar con la libertad para imponer su dictadura sangrienta es bastante conveniente que no te masacren primero.

A nuestros políticos, que nunca presumen de nosotros, se les ha olvidado mencionarnos, reivindicarnos en Europa como vencedores de una guerra contra el terrorismo, justo cuando el terrorismo ha reabierto el viejo debate de café sobre libertad y seguridad. No se me ocurre un mejor ejemplo vivido de lo bien que se complementa la libertad con la seguridad que el combate de España contra ETA. Menos mal que los batasunos de ayer, “sortudos” de hoy, nos han recordado el impagable papel que la seguridad presta a la libertad con sus declaraciones y con su campaña filoterrorista (ya está en la fiscalía) a favor de darle “jaque mate” a la Guardia Civil en Euskadi. Ha tenido que venir Pernando Barrena a poner caras (hay espejos del alma que parecen cristal de escaparate de carnicería) para hacernos recordar. El terrorismo siempre consigue efectos contrarios como demuestra que hayamos visto más caricaturas de Mahoma en siete días que en toda la Historia de la Humanidad.

La admirable lucha de la Guardia Civil en el País Vasco causa prueba de que cuando la libertad está amenazada sólo la seguridad legítima y democráticamente ejercida puede acudir en su defensa. Nuestra libertad necesita una defensa activa y no nos viene otorgada para siempre, hagamos lo que hagamos, por haber nacido en un país con DNI 3.0. Si para tener Libertad (con mayúsculas y con seguridad) hay que renunciar a mínimas parcelas de libertad individual, tan mínimas que resultan anecdóticas, meras incomodidades en nuestro mundo burgués, parece que el esfuerzo merece la pena. No parece que anotar nuestros viajes en un registro europeo, que nuestros datos sean accesibles para la policía, e investigables con autorización judicial, o bajarnos los calcetines sea un gran esfuerzo para poder mantener nuestros valores de libertad con plena seguridad. En el aeropuerto de París me decomisaron medio litro de nenuco y he sabido perdonar.

Víctor M. Serrano Entío. Abogado

Víctor M. Serrano Entío
Sobre Víctor M. Serrano Entío (190 Articles)
Abogado y Blogger desde enero de 2012.

Deja un comentario.