El arte de lo posible

EL ARTE DE LO POSIBLE

En una de las definiciones de qué es la política más recurrentes, sencillas y a la vez sustanciosas se dice que la política es el arte de lo posible. Y así, el Presidente del Gobierno ha descendido por la escalinata del poder europeo en su segunda Cumbre de Jefes de Estado de la Unión Europea, anunciando un objetivo de déficit público para este año en España de un 5,8% del PIB, es decir, alejada de las supuestas imposiciones europeas y particularmente germanas. Resulta llamativo el poder que tiene la política para transformar las cosas y convertir una fría cifra, un estático número, un puñetero dato, la frialdad matemática en suma, en un canto de soberanía y libertad con más carga política que el Voice of Freedom de Lou Reed, o el Freedom for My People de los U2.

De repente, en un abrir y cerrar el Tomo I de los Presupuestos Generales del Estado y por un quítame de ahí esas cifras, esa caricatura de Rajoy como tiralevitas de la institutriz germana está borrosa, muy borrosa, y el Presidente se ha transformado en un poeta de traje gris y corbata azul marino que nos libra de la tiranía germánica y ese seguidismo paleto y tercer mundista de la tecnocracia europea. La izquierda, esa que quiere incendiar la calle con la metáfora de sí misma en una mano y un cartel de Rajoy limpiando los zapatos de Merkel en la otra, va a tener más problemas para recurrir al tópico después de la sorpresa con la que el Presidente del Gobierno ha pillado a los cancilleres europeos con el paso cambiado.

Veremos qué repercusiones tiene la decisión del Presidente en materia económica y en cuanto a las relaciones exteriores de España. Es pronto para evaluarlo y probablemente los mercados estarán esperando a la deuda soberana española como en aquellas viñetas de los sesenta la mujer esperaba en casa al marido borracho con un rodillo de amasar en la mano. Pero lo cierto es que este Gobierno al que todavía le estamos tomando el pulso está rompiendo esquemas. Los ciudadanos pueden ver cómo un Gobierno de centro derecha en menos de cien días ha ordenado a la todo poderosa Administración pagar a los débiles autónomos, PYMES y profesionales, ha cercenado los latisueldos de los banqueros, propone la dación en pago para solucionar las angustias económicas de algunas familias acorraladas, medida muy del 15M por cierto, ha pegado un hachazo en las cuentas de partidos políticos y sindicatos y anuncia una política europea valiente con mayor margen de autonomía y soberanía del que Zapatero soñó ejercer jamás. Si comparamos estas medidas “de derechas” con las medidas “de izquierdas” del Gobierno que mutiló las pensiones, recortó el sueldo de los funcionarios, indultó banqueros condenados, no puso coto a los desmanes de los latisueldos, veló antes por los intereses hipotecarios de la banca que por los ciudadanos sin un techo, puso 15.000 millones de nuestros impuestos como garantías para los pufos de los bancos y fue encorrido a gorrazos por toda la Europa económica en sus últimos días de estertor y ruina, si comparamos digo, a Rajoy sólo le falta llevar pañuelo palestino.

Los viejos fetiches ideológicos de la izquierda funcionan en España como en ningún otro país pero va a ser muy difícil para el PSOE poder mantener una estrategia de incendio en la calle y caricatura en el Parlamento cuando el Gobierno le desmiente con hechos y  España aún sabe y recuerda lo que hicieron los últimos veranos. Sobre las repercusiones económicas de la decisión de Rajoy de emancipar España de Alemania y Francia  y las que va a haber en cuanto a peso de España en política exterior y política europea común, tiempo habrá de ver y analizar, pero lo cierto es que Rajoy ha demostrado valentía y arrojo en los momentos más difíciles de la moderna Historia de España. Si le sale bien, se está forjando un brillante mandato; si le sale mal veremos si acaba la legislatura. Pero nadie podrá decirle que tuvo la tutela de la Banca de la Merkel o que es una de esas caricaturas trasnochadas con las que los sindicatos y el PSOE intentan lobotomizarnos para que olvidemos que sabemos qué hicieron los últimos veranos.

Víctor Manuel Serrano Entío.

Víctor M. Serrano Entío
Sobre Víctor M. Serrano Entío (190 Articles)
Abogado y Blogger desde enero de 2012.