DE RAJOY A PRESIDENTE

DE RAJOY A PRESIDENTE

A Rajoy le ha dado tiempo a fracasar y a volver de su fracaso. Tal vez sea un hito en la Historia y sobretodo algo inédito en la política más reciente. Los liderazgos políticos duran más bien poco o nada si hablamos de liderazgos europeos. Suárez y Calvo Sotelo no tuvieron el tiempo que requiere todo buen fracaso. González vivió del éxito y cuando fracasó no supo hacerlo. Aznar fracasó ya yéndose, con lo cual no acabó por sufrirlo del todo como fracaso porque un fracaso no se sufre si a la desesperación propia no se le acompaña el regocijo del enemigo. Cuando Zapatero hizo fracasar al país solo estaba proyectando su propio fracaso, un fracaso más estético e ideológico, y por lo tanto más hondo. De Zapatero nos ha quedado más su fracaso por esa manía suya -o de sus asesores, a saber- de ponerle letras e iniciales a todo plan esperpéntico o Plan E.

Las urnas han traído de vuelta a Rajoy. Rajoy se marchó el día después de ganar sus primeras elecciones pero prepararse para las segundas de diciembre, y sobretodo, ganar estas terceras, lo han devuelto a la realidad de la cosa pública. O tal vez sea a la cosa pública a la que hemos traído a la realidad. Rajoy se nos presenta así como una estatua clásica, tal vez mutilada de brazos pero marmórea e imponente. Ni su mayoría absoluta de comercio minorista le habían dado este aire de presidencialidad. Con unos escándalos de partido similares, incluso menores, el Ave Fénix no hubiera remontado el vuelo ni con Ryanair. Es imaginárselo con Rita Barberá a los lomos y uno ya se da cuenta de que el pájaro no puede.

Hay algo de romanticismo en toda historia de un fracasado que remonta y tal vez la del Presidente sea la historia más inverosímil de la política. La política nunca da una segunda oportunidad y por eso sospecho que a Mariano Rajoy no le ha vuelto a hacer Presidente solo su política sino sobretodo los nuevos políticos de la generación de la regeneración. Han sido Sánchez, Rivera y lógicamente Iglesias los que nos han hecho el relato de que Rajoy come niños y roba a los ancianos pero no han sido capaces de transmitirnos como rescatar niños y liberar ancianos entendiéndose, por lo que cabe deducir que o los niños y los ancianos no estaban tan mal o que a la política del “no-a-rajoy-después.ya-se-verá” le importamos como máximo lo mismo que a Rajoy. Ha sido tal el empeño de algunos por cargarse a Rajoy, sobretodo el de Albert Rivera, que han sido los enemigos de Rajoy los que han hecho que vuelva el Presidente. Ciudadanos tuvo la oportunidad de ser el nuevo centro derecha, oportunidad tal vez perdida para siempre gracias a Albert Rivera, el único socialdemócrata que no sabía que en España ya hay un partido de eso, que se llama PSOE y que recibe con agrado nuevos afiliados.

Así las cosas, y ante su segunda oportunidad, Rajoy puede mostrase en Presidente e intentar liderar la formación de un nuevo gobierno. Si no lo consigue, la culpa de unas terceras elecciones ya solo sería de dos, y no de cuatro. Si consigue formar un gobierno las urnas le devolverán al fracaso si no pilota una verdadera reforma institucional de España. Le toca ser muy generoso y contar con todas las formaciones políticas que tengan la idea común de que somos una nación de ciudadanos libres e iguales. Desde su pedestal de figura tal vez mutilada pero pétrea debe priorizar la regeneración de la vida política dando paso a gente nueva en un nuevo gobierno y abrir sin tutelas la regeneración en el seno de su propio partido. Conseguido el milagro de volver de entre los muertos conviene ser consciente de que uno, cuando menos, lleva tierra en la chaqueta.

Víctor M. Serrano Entío. Abogado

Víctor M. Serrano Entío
Sobre Víctor M. Serrano Entío (190 Articles)
Abogado y Blogger desde enero de 2012.

Deja un comentario.