AGUANTAR BROMAS

AGUANTAR BROMAS

Los separatistas de un pueblo de Barcelona se han disfrazado para bromear. La vestimenta elegida es una especie de simbiosis textil entre el estilo Curro Jiménez cabalgando por una serranía y el estilo Jordi Pujol trotando por una contrata. Amagando sin dar (lema que debería figurar en el frontispicio independentista catalán como el “In God we trust” en el dólar) los bromistas se han alineado para “fusilar” a un concejal del PP apuntando hacia la fachada de su casa. Los separatistas catalanes siguen empeñados, sin darse cuenta, en identificarse con cosas netamente españolas, y en la añoranza, que es el estado de ánimo en el que uno vuelve al pasado para llorar la pérdida, lo mismo son capaces de salir con la tricolor republicana que recrear el bandolerismo. El fusilamiento de los independentistas de Cardedeu no ha merecido la condena de nadie –de nadie que no fuera del PP, se entiende- porque era “virtual” y porque no era al revés, es decir, el concejal del PP no ha fusilado “virtualmente” a nadie de ERC. Pero la simulación del extraño evento ha retratado la realidad política catalana provocando reacciones de “no condena” en un estilo dialéctico que ya tenemos muy oído de cuando los sortus y los bildus. Lo que han venido a decirle al concejal del PP “fusilado” es aquello que le dijeron los del pueblo de Gila a aquella madre a la que le chamuscaron al hijo en una fiestas patronales, agarrándolo a los cables de la luz: “Asquerosa, si no sabe aguantar una broma márchese del pueblo”.

La portavoz del PSC, Esther Niubó, ha afirmado que su partido condenará “sin paliativos” el acoso de siete ‘trabucaires’ a un concejal del PP siempre y cuando “se demuestre que hubo mala intención, vinculada a un acto violento”. La ficción del fusilamiento a una persona que aunque sea catalana y del PP es real, existe, tiene hambre, sed, alegrías y temores no debería ser considerada de entrada como una escena bienintencionada. En la ficción de asesinar a alguien que es tu rival político y representa todo lo que odias lo único ficticio es la munición, todo lo demás es una escena real. Normalmente, Doña Esther, los actos violentos vienen cargados de mala intención. O no son violentos o no son bienintencionados. A la violencia se le dan mal los disfraces, los adjetivos, las bromas y el alcohol. Menos aún cuando hay precedentes de violencia ejercida en Cataluña contra miembros del PP por ser del PP y contra otros políticos no nacionalistas por no ser nacionalistas. El entorno y los antecedentes que olvida Niubó en su pobre argumentario, tal vez por no haberlos sufrido, es lo que permite a cualquiera diferenciar entre una broma y una amenaza, lo que va de un chiste en el club de la comedia a una agresión a Rosa Díez. Precedentes que han creado un clima en el que ningún no nacionalista puede acudir a una Universidad de Barcelona a dar una conferencia sin temor a ser agredido y encima nos tenemos que creer el cacareado mantra de la sanísima convivencia en Cataluña. Pequeñas bromas y detalles que convierten la escenificación del fusilamiento del enemigo en una amenaza cierta y que provoca temor en la víctima, detalles que el PSC y la Sra. Niubó deberían tener presentes pese a que le pueda resultar doloroso explorar el pasado reciente, entre otras cosas porque con esos “trabucaires” gobernaron.

También la consejera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Neus Munté, ha considerado que se ha producido “una polémica absolutamente desmedida, quizás porque estamos en verano y hay más tranquilidad”. Veremos si con los nervios del otoño, provocados por la frustración de no poder celebrar el referéndum prometido y por abandonar el barco en el que el Gobierno catalán anda hasta hoy embarcado, acaban las polémicas desmedidas, al parecer más ligadas a los termómetros que a los hechos. Pero de momento no parece que haya mucha tranquilidad en verano si eres concejal del PP en Cardedeu. Tal vez la Consejera de Convergencia piense que el verano de todos nosotros posee la tranquilidad del verano en una mansión cualquiera de la familia Pujol. Eso sí que es Bienestar y Familia.

Víctor M. Serrano Entío. Abogado.

Víctor M. Serrano Entío
Sobre Víctor M. Serrano Entío (190 Articles)
Abogado y Blogger desde enero de 2012.

Deja un comentario.