–>

SIN RESPONSABILIDAD TAMBIÉN HAY CULPA
Los políticos, los bancos, Europa y la Merkel con las tijeras de podar, son malos. Nosotros somos buenos. La Administración Pública, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos: malos. Los ciudadanos somos buenos. Hay una casta política muy mala que “sofroniza” y somete contra su voluntad a los ciudadanos, libres, valientes y responsables. Ciudadanos libres y valientes que en uso de su libertad aceptaron hipotecas, compraron teléfonos de “a quinientos”, reformaron sus casas y compraron muebles con préstamos bancarios, mientras sobre la hipotecada mesilla de noche descansaban las llaves del coche de renting y un Ipad donde planificar vacaciones a los efectos de saber cuánto había que pedirle al Banco para financiarlas. Como ya ha quedado sentado que los políticos y los Bancos son malos, los muy perversos financiaban la casa, el coche, la mesilla de noche y las vacaciones sólo para quedarse con nuestra alma y venderla al diablo como Marylin Manson en Antichrist Superstar. Pérfidos. Casta. Abusones. Cobardes, gallinas, capitanes de las sardinas.
La deuda privada en España es superior a la deuda Pública. Una de las más elevadas de Europa en términos absolutos y por habitante. Nos obligaban. Todos recordamos cómo el Director de la sucursal correspondiente nos gritaba: “¡¡¡Pide también para los muebles y cambia de coche, so sinvergüenza!!!” mientras en el hilo musical de su oficina sonaba entre el carraspeo de las impresoras de papel continuo el Sympathy for the devil de los Rolling. No somos culpables porque no somos reponsables y en esta sociedad con millones de derechos abstractos sin ninguna obligación concreta que no sea la de no matar al de al lado sin causa justificada siendo mayor de edad, queda asentado que sin responsabilidad no hay culpa. Y ese axioma “no soy responsable de mis actos luego no soy culpable” tan falso como socialmente dañino, al ciudadano medio, convertido en mediocre tras décadas de educación paternalista y cateta, le sirve lo mismo para justificar un impago que un asesinato.
Mierda de políticos y banqueros españoles, irresponsables y corruptos, tan distintos a los franceses  o alemanes, que han dilapidado el potencial de esta sociedad española tan responsable y honesta como la francesa o la alemana. Ejem. La culpa nunca es nuestra.
Víctor M. Serrano Entío.
Víctor M. Serrano Entío
Sobre Víctor M. Serrano Entío (190 Articles)
Abogado y Blogger desde enero de 2012.